fbpx

Esta es una pregunta que muy probablemente te hayas planteado si das lactancia artificial. Bien por decisión propia o bien sobrevenida por determinadas circunstancias, cuando vas a alimentar a tu bebé con leche de fórmula, tienes que elegir.

Si tan solo hubiera una o dos marcas en el mercado, sería sencillo, sin embargo cada vez es mayor la variedad y más complicada la decisión.

¿Y cuál elijo?

Hay que tener en cuenta que la leche de fórmula es un producto que se vende, y por lo tanto, cada marca incorpora las técnicas de marketing que considere puedan ser más beneficiosas. La publicidad y ofertas en leche tipo 1 están prohibidas, por lo que el marketing se dirige más bien al momento concreto de la compra, con mensajes en los botes de leche en cuanto a características y «aditivos» beneficiosos para tu bebé. 

¿Qué hay que tener en cuenta entonces al elegir una leche de fórmula?

1. Todas la leches de fórmula son aptas y adecuadas para tu bebé.

Pasan unos estrictos controles y su composición está orientada a parecerse al máximo a la leche materna, dentro de la complejidad que esto supone. Por supuesto habrá marcas que inviertan más en investigación y en tratar de mejorar esta composición, y otras menos; pero todas están pensadas por y para el alimento de bebés.

2. Tu bebé la acepta y le sienta bien.

Para mi este sería el principal punto a tener en cuenta, ya que si a tu bebé no le convence el sabor y/o a nivel digestivo no le sienta bien, dará igual que hayas investigado y tratado de comprar la mejor leche posible. Si tienes alguien cercano que utilice leche de fórmula, puedes pedirle una «muestra» para probar con tu bebé; sino existen botes más pequeños por si prefieres probar varias opciones antes de decidirte.

3. Precio asumible.

Si alimentas a tu bebé con leche de fórmula exclusivamente, esto supondrá un gasto mensual a tener en cuenta. La cantidad que puede consumir un bebé es muy variable, pero aproximadamente, podrías hacerte un cálculo máximo de 4-5 botes de leche de fórmula al mes. Es importante optar por una leche que podamos asumir económicamente, ya que son muchos meses de lactancia.

4. Número 1 siempre que puedas.

Las leches de fórmula tienen diferente numeración según las edades para las que están indicadas, sin embargo, lo ideal sería poder alimentar a tu bebé toda la lactancia con leche tipo 1, ya que como he comentado anteriormente, es la más parecida a la leche materna. Le denominada «leche de continuación» tiene un exceso de proteínas innecesarias para los bebés y creadas principalmente debido a la prohibición de promocionar u ofertar la leche tipo 1. Esto no quiere decir que los bebés de más de seis meses no puedan consumir leche tipo 2, pero realmente es un cambio innecesario y que no genera beneficios.

Y tú, ¿cómo elegiste la leche de fórmula para tu bebé?

¡Suscríbete!

Y te regalo un planificador de vuestro presupuesto familiar.

Ser consciente de vuestros gastos es el primer paso

para reducirlos y emplear el tiempo en lo que más quieres.

¡Gracias por suscribirte!

Share This