fbpx

¿Te has planteado alguna vez cuando pasar a tu hijo/a a su habitación?

Probablemente, sí. Quizás no por iniciativa propia, sino por comentarios o consejos ajenos, como el de tu pediatra, tu madre, tu suegra o tu vecina.

Hace unas décadas, la recomendación generalizada solía ser que a los seis meses el bebé debía dormir en su propia habitación, solo, por supuesto.

Se ha demostrado que la capacidad de autoconsuelo, habitualmente, puede comenzar a desarrollarse a partir de los dos años. Es decir, en torno a esa edad los niños y niñas pueden comenzar a adquirir la capacidad de conciliar el sueño por sí mismos, y volver a dormirse tras despertares nocturnos sin acompañamiento.

Parece entonces, que lo de dormir solo a los seis meses, sería algo demasiado precipitado.

Sin embargo la forma de dormir de cada familia será diferente según sus necesidades y preferencias.

En la cultura occidental está muy generalizado eso de «preparar la habitación del bebé» antes de que nazca. Su propio espacio, su cuna, su cambiador, etc. Es algo que estando embarazada suele causar mucha emoción, y que además las marcas de puericultura saben cómo aprovechar.

Pero, ¿realmente necesita nuestro bebé su propia habitación?

Si les preguntásemos, nos responderían un rotundo «NO». Estar cerca de mamá es su lugar favorito y todo lo demás sobra.

Entonces, ¿cuál es el momento ideal? ¿Cuándo estará preparado?

Te invito a que te plantees en primer lugar, si es algo que deseáis todas las partes.

¿Esa necesidad parte de un deseo real o de la presión social y/o familiar? ¿Es un deseo tan solo adulto?

Si tomásteis la decisión de colechar (o vuestro bebé la tomó por vosotros), modificar esta situación puede ser sencillo o complicado, y esto dependerá de las circunstancias de cada familia, el temperamento de cada niño o niña, el momento evolutivo en el que se encuentre…

Lamentablemente, no puedo indicarte un momento ideal para hacerlo. Siempre podéis probar, y si las noches y el descanso general empeora, retroceder a la situación anterior.

Hay estudios que demuestran que los niños y niñas que colechan, en torno a los 3 años suelen querer dormir en su habitación. Aunque esto es muy general y hay que tener en cuenta situaciones que puedan desestabilizarles, como la llegada de un hermano, que papá o mamá trabaje a turnos, etc.

Sí es fundamental, si decidimos «pasarle» a su habitación (sobre todo si se trata de una decisión unilateral), que le acompañemos en todo momento, que no quitemos importancia a posibles miedos y que sepa que siempre estamos disponibles si nos necesita en mitad de la noche.

Y tú, ¿te has planteado cuándo «pasarle» a su habitación? ¿Habéis tenido algún intento frustrado?

Te recuerdo que el próximo martes 14 de enero, imparto un taller online sobre sueño infantil. Puedes obtener información y apuntarte aquí.

¡Suscríbete!

Y te regalo un planificador de vuestro presupuesto familiar.

Ser consciente de vuestros gastos es el primer paso

para reducirlos y emplear el tiempo en lo que más quieres.

¡Gracias por suscribirte!

Share This