Hay posts que surgen de repente, de una imagen, de una situación o un comentario; y éste es uno de esos.

¿Crees que hay que enseñar a lxs niñxs? Supongo que tu respuesta es “Sí”, de hecho, esa es una de nuestras funciones como padres, ¿no?

Pero, ¿qué y cómo se lo tenemos que enseñar?

Desde mi punto de vista y mi propia experiencia, esa “enseñanza” de lxs niñxs, se produce por imitación. Es decir, si yo me lavo los dientes después de cada comida, si pido las cosas incluyéndo un por favor y doy las gracias, si grito (o no), si trato a los demás con respeto (o no); son una serie de comportamientos que el niño o la niña irá adquiriendo de forma natural sin necesidad de “sentarnos” a enseñárselo o repetirle diariamente lo que debe o no hacer. Lo complicado, eso sí, será pretender que se comporte de forma diferente a lo que vivencia a diario en su casa y con su familia.

Esto me lleva a pensar, que tal vez, más que querer enseñar o educar a los niños, sería importante invertir en nosotros como adultos, tratando de corregir aquello que no nos gustaría que nuestrx hijx aprendiera y dando importancia y reafirmando nuestros valores.

Pero, dejando aparte estas enseñanzas, ¿crees que es necesario enseñar al niñx todo? Es decir, era muy habitual hace años (y por lo que parece hoy en día hay personas que siguen pensando así), pensar que los bebés no tenían capacidades innatas de hacer y aprender determinadas cosas por sí mismos.

Tenemos claro que a un bebé no hay que enseñarle a respirar, es algo que hace por sí mismo y que gestiona perfectamente al cambiar de medio (del líquido amniótico del útero al mundo exterior). Tampoco hay que enseñarle a alimentarse, la succión es algo que ya practicaba en el útero, y le demos lactancia materna o artificial, es una capacidad propia.

¿Y lo de dormir? ¿Hay que enseñar a los bebés a dormir? Hay algunos famosos autores de técnicas bastante cuestionables que consideran que sí, y seguro que conoces a alguien que piensa que es así, o tal vez tú mismx. Pero lo cierto es que no; los niñxs, los bebés, no necesitan que les enseñemos a dormir, es algo que ya hacen en el tercer trimestre de gestación, y por lo tanto es una capacidad que ya han adquirido. Sí será necesario que facilitemos un ambiente y unas condiciones que les permitan conciliar el sueño. Son seres totalmente dependientes con un sistema nervioso inmaduro que se sobrecarga fácilmente, y por lo tanto, nuestra compañía, cubrir sus necesidades básicas y favorecer su sueño teniendo en cuenta el momento evolutivo en el que se encuentran, serán algo fundamental para facilitar este proceso.

Lo mismo ocurre con otros ámbitos como comer o jugar. Nosotros como adultos podremos facilitar las herramientas y nuestro ejemplo; pero es una capacidad propia que van adquiriendo con práctica y a través de la imitación. Nuestrxs hijxs no necesitan que les enseñemos, son muy capaces de hacerlo por sí mismos.

Un ámbito muy claro es el desarrollo psicomotor. Todxs lxs niñxs, si les damos el espacio y el tiempo necesarios, van a ir generando una serie de posturas y movimientos que les van a llevar al gateo y posteriormente a caminar por sí mismos. ¿Hay que enseñarles? No. La bipedestación es una característica que el ser humano adquirió hace unos dos millones de años, y es algo que nuestrxs hijxs tienen integrado en su biología. Simplemente el hecho de vernos de pie y caminando es motivación suficiente para que lo pongan en práctica.

La clave es la confianza. Confiar en sus capacidades innatas y su deseo de ponerlas en práctica llegado el momento.

¡No te pierdas nada!

Suscríbete a la newsletter y entérate de todo antes que nadie.

¡Gracias por suscribirte!

Share This