Te voy a contar una historia.

Una historia real, que seguro tú también has vivido en más de una ocasión.

¿Conoces Neftlix?  La «televisión» de pago que prácticamente todo el mundo tiene. Seguro que te suena.

Bien, pues de eso va la historia.

De Neftlix (Orange TV, HBO, etc) y de cómo llevo tiempo queriendo disfrutar de sus series y películas en mi casa.

Abonarse da opción a ver series que no son accesibles de otra forma. Series que «tooodo» el mundo ve, comenta, comparte en redes sociales,…

Hace un par de semanas estuve a punto de suscribirme. ¡Por fin! Sin embargo, me paré un momento a pensar (algo que no solemos hacer antes de tomar decisiones aparentemente superfluas, y que nos vendría muy bien).

¿Realmente lo necesito?

¿Necesita mi familia series y películas «de pago»?

Nuestra realidad es que apenas tenemos tiempo de ver nada, y que la mayoría de las veces tanto para nuestro hijo mayor como para nosotros, recurrimos a ver en la tablet Youtube o lo que nos ofrece «Amazon Prime Video» por ser suscriptores (con una cuota anual de 20 €, que este año además nos regaló nuestra compañía telefónica).

La realidad es que lo que nos ofrece esta suscripción no es ninguna de las «series de moda», pero a nosotros, nos resulta más que suficiente.

Entonces, ¿por qué pagar por Neftlix?

¿Qué consecuencias tendría esa decisión?

-La cuota mensual (la más baja) es pequeña, pero al año son prácticamente 100 €. Cuando vives con un presupuesto (muy) ajustado, todos los gastos suman.

-Si pagamos tendremos que «aprovecharlo». Si no tenemos tiempo para ello, habrá que restar ese tiempo a otras actividades, como dormir, leer, escribir, cocinar, etc.

-Crearnos y creernos una necesidad que no teníamos.

Tal vez piensas que exagero, que no es para tanto.

Y tienes razón, no lo es.

Neftlix supone una cantidad mensual irrisoria en comparativa a otras necesidades que nos crean y nos creemos.

Te animo a que revises tus gastos mensuales y te plantees qué gastos cubren realmente necesidades tuyas o de tu familia. Eso no significa que tengas que eliminarlos, pero es un ejercicio de consciencia maravilloso.

Recuerda que vivimos en una sociedad que invita constantemente al consumo, y que todos, me atrevo a decir, caemos en la trampa.

Aprovecho para recordarte que he publicado un e-book que habla precisamente de esto. De gastos y cómo controlarlos para vivir como tú quieres y tú y tu familia necesitáis:

«Vivir de excedencia. O cómo ajustar tu presupuesto para invertir tu tiempo en los que más quieres»

¡Suscríbete!

Y te regalo un planificador de vuestro presupuesto familiar.

Ser consciente de vuestros gastos es el primer paso

para reducirlos y emplear el tiempo en lo que más quieres.

¡Gracias por suscribirte!

Share This