fbpx

La excedencia por cuidado de hijos menores de tres años es un derecho de cualquier trabajador, sea hombre o mujer.

Desde mi punto de vista es el «arma» del que disponemos actualmente si no queremos resignarnos a delegar el cuidado de nuestros bebés cuando más nos necesitan.

El mayor cambio de mi maternidad se produjo cuando se acercaba el momento de incorporarme a trabajar tras mi baja de maternidad y permiso de lactancia, y un nudo en la garganta me apretaba tanto, que me costaba respirar.

Justo en ese momento, cuando la relación con mi bebé comenzaba a ser fluida, cuando nos conocíamos totalmente y aparecía una rutina diaria de la que los dos disfrutábamos; entonces, era cuando se suponía que yo tenía que delegar su cuidado para volver a trabajar.

Pero no lo hice.

No estaba dispuesta a resignarme con lo que el sistema me imponía, y antepuse mis necesidades y las de mi bebé sobre el resto de personas, comentarios, reglas del juego, etc.

Nuestra diada era la protagonista y no iba a relegarla a un segundo plano.

Mi excedencia comenzó por una tímida solicitud de un mes de duración, que fui alargando poco a poco, según íbamos ajustando presupuesto y consiguiendo ingresos de una u otra forma.

Para mi, el objetivo principal de la excedencia era ver crecer a mi hijo y evitar la injusta separación que no generaba ningún beneficio para nadie.

La primera infancia, los tres primeros años de vida, son el pilar de toda una vida, y apostar por ello es una inversión segura.

Si quieres leer más sobre por qué vivir de excedencia, cómo conseguirlo y amoldar tu vida y presupuesto a esta nueva situación; tienes a tu disposición mi primer e-book: «Vivir de excedencia. O cómo ajustar tu presupuesto para invertir tu tiempo en los que más quieres». 

"Vivir de excedencia.

O cómo ajustar tu presupuesto para invertir tu tiempo en los que más quieres"

¡Suscríbete!

Y te regalo un planificador de vuestro presupuesto familiar.

Ser consciente de vuestros gastos es el primer paso

para reducirlos y emplear el tiempo en lo que más quieres.

¡Gracias por suscribirte!

Share This